Los búnkers de Altea:
La Guerra Civil en el Mediterráneo

Los búnkers de Altea son la mejor prueba de que la Guerra Civil Española también se vivió en la costa mediterránea y una de las cosas más curiosas que ver en Altea.

Conocidos en su época como nidos de ametralladoras de hormigón o casamatas de hormigón, los búnkers de la playa de Altea forman parte del paisaje marítimo de Altea y son unos de los monumentos históricos más curiosos y espectaculares que puedes visitar en Altea.

Si te gusta la historia, lee hasta el final y conoce más sobre estas construcciones de la Guerra Civil Española.

Imágenes de los búnkers de la playa de Altea

¿Dónde están los búnkers de Altea?

Inicialmente fueron construidos, a modo de  batería de nidos, un total de ocho búnkers a lo largo de la línea de costa de Altea y El Albir (también conocida como Bahía de Altea). En la actualidad solo quedan en pie el búnker de la Olla y el búnker de Cap Negret, de los cuales te hablaré más adelante.

El resto de búnkers construidos fueron los siguientes:

  • Búnker del tómbolo de Cap Negret: De los que están derruidos, este es el mas fácil de identificar ya que sus restos son claramente visibles. Está en la parte sur-este del tómbolo y se puede llegar a el caminando entre las rocas.
  • Búnker del puerto de Altea: Completamente desaparecido
  • Búnker de la playa de la Roda: Completamente desaparecido
  • Búnker de Cap Blanch: Este búnker se encuentra totalmente sumergido bajo el agua y puedes verlo desde el paseo marítimo.
  • Búnker de la desembocadura del río Algar: De este búnker, que está completamente derruido, quedan algunos restos
  • Búnker del Albir: Completamente desaparecido
restos de un antiguo búnker que se ha venido abajo en la playa de cap negret
Restos del búnker del tómbolo Cap Negret

La correcta conservación de estas construcciones no ha sido posible en la mayoría de los casos. El paso del tiempo, la erosión producida por el viento y el agua del mar y la evolución de Altea ha provocado que la mayoría de estos búnkers se hayan venido abajo o solo queden sus restos.

Para poder conservar de forma correcta los dos que siguen en pie el Ajuntament d’Altea decidió realizar tareas de mantenimiento y conservación que finalizaron en 2017 . Con ello se pretendía, además, presentar los objetivos de Memoria Histórica.

El búnker de la playa de la Olla

El de la playa de la Olla es el que se encuentra en mejor estado. Por la forma en que se construyó, sobre una base sólida, el movimiento de la grava por la acción del mar no ha provocado su caída. Para que se conserve en el mejor estado posible, el acceso al mismo se encuentra bloqueado por una puerta metálica.

parte frontal del búnker de la olla
El búnker de la playa de la Olla

El búnker de la playa de Cap Negret

Por otro lado está el búnker de la playa de Cap Negret que, si bien sigue en pie, se encuentra ligeramente hundido en la grava de la playa. En este caso, las olas han ido deteriorando con el paso del tiempo la parte frontal llegando a romperla y entrando dentro del búnker.

El bunker de la playa de Cap Negret
El búnker de la playa de Cap Negret

¿Cuándo se construyeron los búnkers de Altea?

Los búnkers de Altea se construyeron allá por 1937, en plena Guerra Civil, por maestros y artesanos de obra locales como Mateu Signes y por otros miembros del ejército republicano.

¿El motivo?

Inicialmente se construyeron como defensa ante el miedo a una posible invasión del ejército marítimo de las tropas del ejército nacionalista que se encontraba en masa en las Islas Baleares. La flota republicana perdió el control del Mediterráneo tras el bloqueo naval impuesto por las flotas italianas y alemanas.

El transcurso de la guerra hizo que ninguna de estas construcciones defensivas tuviese que utilizarse y se da por hecho que su finalidad era puramente disuasoria.

¿Cómo son los búnkers de Altea?

Los búnkers fueron construidos sobre cimentaciones que, en algunos casos, han cedido. La estructura era de hormigón, con una sección aproximada de 70 centímetros.

La altura se encuentra sobre los 1,85 metros y las dimensiones de su planta son aproximadamente 5×4 metros. Dentro del búnker podremos encontrar dos espacios, ambos con escotillas o ventanas desde las cuales, se presume, asomaban los cañones de las ametralladoras.

planta y sección de los búnkers
Diseño de los búnkers

Se puede observar como estas construcciones se hicieron con pocos recursos, pues el hormigón utilizado es muy pobre, lo que, junto con los elementos enunciados anteriormente, ha favorecido su desgaste y deterioro.

Los búnkers de la playa de Altea es algo que poca gente imagina encontrar en un pueblo tan idílico que, como muchos otros lugares, también sufrió la Guerra Civil Española.

Si te han gustado los búnkers esto también te gustará:

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]
Scroll al inicio